TURISMO RESPONSABLE EN LA ISLA DE LA MADDALENA

 

RECICLAJE Y GESTIÓN DE RESIDUOS

TURISMO RESPONSABLE

Una estancia en la Isla de La Maddalena es una experiencia indimenticable. Aquí la naturaleza ha hecho cosas extraordinarias. Cada uno de nosotros puede ser protagonista orgulloso de una aportación dirigida a permitir que las las generaciones futuras puedan gozar de este paraiso.
El problema de los residuos es una de las cuestiones críticas relacionadas con los centros urbanos situados en áreas protegidas como el nuestro Parque Nacional.

Unas pocas reglas pueden hacer una diferencia y así les rogamos que por favor las sigan cuidadosamente:

  1. A su llegada se les ha explicado cómo gestir la recolección diferenciada. Probablemente se hace de manera diferente que en su país pero aquí se siguen estos criterios y estos deben ser aplicados.
  2. Cuando ustedes vayan a la playa por favor no dejen basura alrededor, especialmente el plástico que es difícilmente biodegradable y que, por efectos del viento, podría acabar en el mar y matar a muchos delfines que habitan nuestros mares. Podría parecer extraño que no existan los puntos de recolección: el Ayuntamiento está tratando de establecer también una colección diferenciada pública, pero aún no está activa. Por el momento, les pedimos que traigan los residuos en sus apartamentos y les deseche con las normas que se les explicamos a su llegada.
  3. Borgo Punta Villa está equipado con un espacio público de recoleccion que está cerrado con llave. Los residuos orgánicos/húmedos se pueden dejar siempre en la caja marrón que se encuentra fuera del área protegida.
  4. Si ustedes traen los otros residuos (plástico, papel, etc.) en el espacio al lado de la oficina, nuestro personal los dispondrán o les darán las llaves a ustedes para que los lleven al espacio de recolección.
  5. Es importante que hagan así también y sobre todo el día de su salida: ésta es la única manera de garantizar que los que vengan después encuentren la misma situación que han encontrado ustedes. Desafortunadamente, algunos violan estas reglas básicas y por eso a veces se encuentran bolsas abandonadas a lo largo de las carreteras y de las playas, pero si todos nos esforzamos por cumplir con nuestra parte, gradualmente estas personas permanecerán aisladas y no se atreverán más a comportarse de esta manera.
  6. Nunca, en ninguna circunstancias, dejen a los residuos en frente de la verja del área protegida: incluso podrían enfrentar sanciones por abandono ilegal en suelo público (art. 192 del D. Lgs. 152/2006) y además, generar problemas de higiene pública.

 

Muchas gracias por su compromiso que esta isla recompensará con sus bellezas.
¡Felices vacaciones!